domingo, 31 de julio de 2016

Mi experiencia en el WMS 2016

Los días 7 a 10 de junio se celebró en Madrid el World Mediation Summit, bajo el título "el arte de la mediación:diseñando nuestro futuro". 


Foto: Karina Sotelo 

El día 10 de junio tuve la ocasión de asistir a dicho encuentro, moderando la mesa "diseñando nuestro destino", integrada por los ponentes David Silvera, Noah Stein, Christian Lamm, gracias a la invitación realizada por Emilio Navas.

Mi intervención comenzó con una mención al título de la mesa, siendo que tal y como expuse el mismo me trajo el recuerdo del cuento de "Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carrol, donde uno de los diálogos entre Alicia y el Gato decía así:

Alicia: Dime gato, ¿cuál es el camino correcto?
Gato: ¿A dónde te dirijes?
Alicia: ¡ No lo se!
Gato: Si no sabes dónde vas, poco importa el camino que tomes.


Como mediadores tenemos la obligación de saber dónde estamos y hacia dónde ir y estar en el futuro, si no queremos ir sin rumbo y terminar donde otros decidan, movidos quizás por intereses distintos a la de los profesionales. 


Los ponentes procedentes de Israel, Estados Unidos y España nos dieron su visión de la profesión y del ámbito en el que trabajan o en el que se está trabajando en otros Estados, siendo muy interesante tener una visión de la experiencia internacional, para según palabras de Christiam Lamm "conocer otros caminos, comparar resultados y para tomarlos como aspiración y meta posibles".

Tras ello, tuvo lugar la mesa redonda integrada por expertos españoles, en la que se encontraban Trinidad Bernal, Daniel Bustelo, Ana Criado, Carlos Giménez, Cristina Merino y Josep Redorta, bajo la moderación de Emilio Navas. 

Ana Criado dejó sobre la mesa cuestiones para el debate como por ejemplo los eternos proyectos piloto en la mediación intrajudicial, la necesidad de hacer marketing de la profesión o el sello de calidad de la formación de los mediadores.

Un lujo escucharlos siempre y muy emocionante vivir la despedida de Daniel Bustelo como mediador.