domingo, 29 de diciembre de 2013

Mediación: proceso de comunicación

Hace unos días acudí a un taller sobre comunicación no verbal, impartido por Joaquina Fernández, del Instituto Hune (Madrid), dentro de los Talleres Los Jueves del Mediador de la Universidad de La Rioja, muy interesante.



Foto: Taller (UR)

Entiendo la mediación como un proceso de comunicación y como tal hemos de conocer los distintos estilos de comunicación: el pasivo, el agresivo y el asertivo así como las técnicas de comunicación, tanto el lenguaje verbal, como el no verbal.

Entre el lenguaje verbal, aquellas causas que dificultan la comunicación (filtros, prejuicios, efecto halo o aureola, expectativas,...) y las que la facilitan (sinceridad,empatía, acogida cálida, trato de igualdad, ...).

Cuando nos referimos a lenguaje no verbal lo hacemos a aquella información que nos facilitan las miradas, la posición tanto de las extremidades superiores como inferiores, la distancia entre las partes, etc... 

En palabras de Joaquina Fernández: "la comunicación no verbal viene a poner palabras que la persona no dice" o "el cuerpo jamás contradice al pensamiento".

Del total de la comunicación, el 7% corresponde a la comunicación verbal; el 38% al tono de voz y el 55% al lenguaje no verbal. 




Por ello, en recientes estudios como el realizado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, profesora Antonia Gómez Mena, se concluye que el mediador ha de conocer el lenguaje no verbal, al ser una herramienta de trabajo de los mediadores.

Para concluir, cómo no, uno de los axiomas de la comunicación "es imposible no comunicar"de Paul Watzlawick.

Si te ha gustado, compártelo.